Tras las siglas M.P.C. se oculta la trágica historia de un padre de familia de Chiclana que el pasado 20 de mayo se suicidó ahorcándose de un árbol tras recibir una carta de su sucursal del Banco de Andalucía (Banco Popular) en la que se le decía que pagase 163.000 euros en dos días o sería desahuciado. M.P.C. se une a la lista de personas que ha matado esta crisis, pero su caso es aún más trágico porque llevaba 3 años luchando contra una grave enfermedad que le había dejado minusválido. La tragedia aumenta al saber que su esposa también sufre una minusvalía, la cual se tendrá que hacer cargo de sus 6 hijos.

La PAH ha anunciado una concentración de repulsa el próximo lunes 27 frente a la sucursal del Banco de Andalucía que no tuvo el más mínimo reparo en ponerle la soga a M.P.C.  Anoche publiqué en Twitter el teléfono de esta sucursal (956400151), esta mañana camino del trabajo saqué el teléfono y llamé. Esta es la transcripción de la llamada:

– Banquero1: Banco Andalucía, buenos días.

– Geekindignado: Hola, buenos días. Llamaba porque igual me paso por vuestra oficina esta mañana. Me gustaría saber si tenéis stock de pisos en venta.

Banquero1: Sí, si que tenemos – supercontento que se puso el muchacho.

Geekindignado: Estupendo, y ¿tenéis stock de pisos embargados? Vamos, de esos de los desahucios.

Banquero1: Espere un momento que le paso con la compañera que lleva este tema.

Momentos musicales 1

Banquero2: Hola, buenos días. Me dice mi compañero que estás interesado en nuestro stock de viviendas.

Geekindignado: Buenos días. Sí, le comentaba a tu compañero que me gustaría pasarme por la oficina y llamaba antes para saber si tenéis stock de pisos embargados en venta.

Banquero2: Sí, que tenemos pisos en stock de embargos. (La sonrisa telefónica de ella era en dolbysorround, HD e incluso 3D).

Geekindignado: Concretamente, pisos de desahuciados tendréis, ¿no? Imagino que serán muchos más baratos porque parte del valor ya lo habéis recuperado con el primer propietario.

Banquero2: … eh… Sí, algo más baratos son.

Geekindignado: Y por concretar. Pisos de esos de personas a las que habéis matado tenéis en venta, ¿no?

Banquero2: ¿PERDONA?

Geekindignado: Sí, sí. Pisos de familias a las que desahuciáis y le ponéis una soga en el cuello. Vamos, que matáis.

Banquero2: ¿Perdona?

Geekindingado: Que sí, mujer. La casa del último que habéis matado hace unos días la tenéis ya en venta, ¿no?

Banquero2: ¿Perdona? Creo que te estás confundiendo, ¿dónde crees que estás llamando?

Geekindignado: A la sucursal del Banco de Andalucía de Chiclana que el lunes mató a una persona.

Banquero2: ¿Perdona? – Sí, entro en un bucle ella – Un momento que te paso con el director.

Momentos musicales 2

Director: Buenos días. Me comentan que quieres comprar una vivienda  – Ahí, con dos cojones que para eso es director y le importa bien poco lo que he dicho antes. La otra opción es pensar que la banquera2 no le dijo nada al director, cosa que dudo porque el momento musical duró varios minutos.

Geekindignado: Eh… buenos días. Estaría interesado en el stock de viviendas de familias que habéis desahuciado. Es más, concretamente, estoy interesado en las casas de familias que habéis matado.

Director: Creo que te equivocas. Aquí no hemos matado a nadie.

Geekindignado: Sí que habéis matado. El lunes, para ser exactos, matasteis a una persona para quedaros con la casa y ahora me gustaría saber si está en venta, porque para eso la habéis matado, para vender su casa, ¿no?

Director: Vuelvo a decirte que te equivocas.

Geekindignado: Y yo vuelvo a decirle que el lunes matasteis a una persona. Una de dos, o estás mintiendo, o lo que es aún peor, señaláis a la víctima y luego os da lo mismo si esta víctima se va de la casa o se ahorca en ella. Al fin y al cabo lo que queréis es vender la casa de nuevo.

Director: … … (varios segundos de silencio)… Te equivocas (aquí le temblaba la voz un poco). Buenos días.

Esta llamada no devolverá a la vida a nadie, ni hará que nadie recupere su casa… Pero igual, quizás, tal vez, espero, que sirva para que en esa sucursal antes de dar la orden para que se inicie un desahucio se preocupen un poco en saber a quién van a echar para así evitar otra muerte.